Como número dos, tu éxito se ve afectado por el éxito o el fracaso del líder. (Yo quiero tener al mejor numero uno por encima de mí).

- Pastor Esteban