Como número dos, se espera de ti que coloques los intereses de otra persona por encima de los tuyos.

- Pastor Esteban