Para que otro pueda curarnos las heridas no tenemos que esconderlas, ni maquillarlas ni ocultarlas.

- Pastor Esteban