Anhelo ese momento de la eternidad donde podremos bajar la guardia, disfrutar de la vida eterna en plenitud y de adorar a Dios como se lo merece.

- Pastor Esteban